miércoles, 15 de octubre de 2008

PEDACITOS

(José y su mamá)

Ante lo innombrable
ante lo inconcebible
ante lo omnisciente
ante ese instante
ante ese breve segundo
y el silencio que lo embarga
lo antecede y precede
solamente puedo
hacer una cosa
guardar un retazo de memoria
y convertirlo en recuerdo.

4 comentarios:

Telescopiados dijo...

Oyeme, què bonita la foto, quién te la tomó?....

Bueno, ya en serio, gracias por permitirme compartir la calle con tus luchas.

Anónimo dijo...

QUE HERMOSA IMAGEN DE ANDREA ARAGON...OJALA SE PUDIERA VER EN GRANDE.

FELICITACIONES UNA GRAN FOTOGRAFA.

Rodrigo dijo...

No conocía este blog, felicitaciones "Santa Tirana" te he visto en algunas oportunidades leyendo tu poesía, te comparto unos versos borroneados en una eiqueta de un trago de "clan" (adaptado de un poema, creo, colombiano)

¿Como hará ..."general"?

(perdone que lo trate de usted, pero me da miedo que me mande a quebrar el
culo)

"general": 25 años se dicen en un pestañeo
Pero en su caso..."general"
Es como si hubiesen sido cinco siglos
con todos sus años, sus meses, sus días y sus horas-
sólo el tiempo fue capaz de llevarnos hasta aquí
a esa sumisión más incondicional
que la triste y ramerada historia que este árido terruño ha conocido
(y esto no es motivo de orgullo alguno)
hasta la entrega ninfómana y gratuita del
tesoro más preciado de su pueblo
-que no es suyo y ni es su Finca, "general"-;
hasta los peores expedientes de cinismo
que los castrados archivos oficiales guardan en lo oscuro;
hasta las nuevas, patentadas y dolorosas versiones
de la pose arrodillada en "su iglesia" que, en su caso
(fíjese bien en las fotos y discursos que le hicieron)
siempre anduvo en busca del pálido trasero
que se ha cagado en todo el mundo
(y no en sentido figurado, sino, cagado de verdad)
sin que este pueblo diga ¡Esto ya es mucho chingar!
Pero yo se lo digo "general"...
"!Ya basta de chingar!"


Para usted, probablemente,
se hicieron cortos,
por esas prebendas excesivas
lisonjas compradas, o interesadas,
de los corderos de sus diputiteres
que tuvo sin merecer:
"es que usted, "general",
es el hacedor de las lluvias torrenciales,
el más cabrón de esta tierra tropical y fétida,
el que decide -con un gesto-
qué horas son y el comandante en jefe del mundo
al igual que Pinochet...dijeron algunos
-lo dijeron, sin que notaras sus risas mudas-;
lisonjas que siempre consideré demasiado encumbradas
para alguien con una talla ética y moral tan corta
(muy cercana a la de los dictadorzuelos
que sólo esta América Latina sabe cómo parir con abundancia)
y una memoria tan llena de recuerdos ajenos
y predios baldíos que hasta parece
que no sabe cómo olvidar el olvido.


Lo que me he estado preguntando,
con una necedad casi maniática, es:
¿Cómo hará, "general",
para ver a los ojos a sus nietos?
y cómo hará para no bajar la mirada
cuando le pregunten por esos cuerpos diminutos
-de los que sabrán en sus clases de historia universal-
que fueron fulminados por bombas asesinas
masacrados en las iglesias
aldeas arrasadas...
que no sabían de edades
y no sabían de sus nombres,
pero sí de su ansia de sangre
los corazones de esas madres que vieron morir en sus brazos a sus hijos,
que no sabían su nombre,
pero, sí supieron -muy tarde- de su complicidad cobarde.

Cómo hará para contestarles sin que se sienta
en el momento de esa pregunta fatídica,
totalmente solo en su soledad:
"¿ y mis hijos donde están...?"
no va a saber contestar "general"
Para decírselo en palabras fáciles
que hasta usted, "general", pueda entender:
¿Como hará ..."general"?
.. y le aseguro que ese momento
algún día le llegará, "general",
porque el tiempo es como Dios,
que "tarda pero no olvida"

¿Cómo hará, "general"?
para conciliar el sueño
en medio del eco remoto del grillo peregrino
que cantaba Alux Nahual
que perdió su violín al perder sus madrugadas.
Preguntas de difícil respuestas ¿verdad, "general"?

¿Cómo hará “general”?
para no convertir la lluvia de su vejez
en llanto necio;
para no convertir las hojas
-en las que el enamorado a muerte ha escrito su biografía-
en pompas de jabón;
cómo hará para salir con la frente en alto
si la labor más grande de su vida fue agacharla.
Como hará para seguir viviendo una vida
que siempre sentirá demasiado larga.
¿Cómo hará, "general"?
Para caminar al lado de los justos
los humildes
los poetas
los locos
los desahuciados
y los hambrientos
¿Como hará, “general”?
para jurar que no es usted
de quien nos habló Kafka en su obra más célebre y profética.
¿Cómo hará....?

Cañambucana dijo...

Qué bella foto!!!!!! Ya quiero conocer al chavalito y estar unos buenos días con vos. Espero nos veamos pronto. Besotes grandes,

Ana Gabriela.