martes, 21 de julio de 2009

Hacer el amor llorando...

Fotografia por Jan Adamsky
Fragmento:

...
Hacer el amor llorando
para calmarle la agitación al viento
para contrarrestar la soledad de la metáfora
para perderse en el misterio del placer adolorido...
Hacer el amor llorando
como diciendo una oración de gemidos salados,
un petitorio hacia los dioses del movimiento del cuerpo y la retina.
Hacer el amor llorando
para lavarle la cara a la desgracia
para olvidar los designios del mal tiempo
para limpiar la tierra de sus tristezas.
Hacer el amor llorando porque necesitamos llorar y necesitamos hacer el amor.

2 comentarios:

güichita dijo...

me apretó el corazón por una razón que no puedo especificar... Suerte!

Isabel dijo...

Este es el envés de la hoja del amor que todos muestran, por eso me gusta y prefiero tu poema.