martes, 8 de abril de 2008

Canela Fina/ Algunos textos de la lectura...

Claudia Navas, Lucía Escobar, Rosa Chávez, Andrea Aragón, Regina Galindo y Jessica Masaya.
Centro Cultural La Banqueta Z.1

Ni virtuosa ni sumisa por andrea aragòn

Soy la mujer que no existe en los parámetros de lo ideal. Ni de lejos Barbie Superstar. No visto bikini de puntos, ni rojas sandalias de tacón. Tampoco quiero ser rubia. Lejanamente lleno un 34C, no vivo bronceada, ni conduzco un "Beetle" plástico de color chicle "Fragans". No tengo amigos con yate o mil vestidos de seda en el clóset; tampoco casa con piscina, ni novio de nombre Ken.



Para colmo de males tampoco soy mujer virtuosa y sumisa, de virginal aspecto y corazón. Mucho menos soy madre ejemplar, ni de mi hija ni de mi pueblo. No agacho la cabeza, no guardo silencio, no lavo los platos ni los pies de los pobres. Jamás he buscado posada, dormido en un portal al calor de un buey y una mula y jamás voy a parir un hijo de Dios. Como mujer perfecta, me muero de hambre.


...............................................................





En Guatemala, los niños de la calle son parte del paisaje urbano. Son hijos del abandono. Olfatean solvente mineral en pequeñas dosis de trapo empapado, apretando la mano para asirse a lo único que tienen seguro: la huída de su propia existencia. El solvente les disuelve, les diluye, les resuelve la vida... mientras les llega la muerte.





.......................................




Sepultureras
Enterrar hijos, enterrar animales, enterrar esposos y madres ancianas.
Enterrar recuerdos, enterrar miserias.
Enterrar sueños... Sobre todo eso: enterrar sueños.
Las mujeres en este país somos enterradoras de por vida.
Sepultureras.
Ya se viene el día en que nos enterraremos también a nosotras mismas.
Me pregunto: ¿Qué madre, qué hija, qué esposa va a quedar viva para enterrar a los asesinos cuando mueran de viejos, sintiéndose dichosos porque la justicia nunca los vio a los ojos?





Aragón, Andrea. Guatemala de mis dolores. Guatemala: Ediciones del Pensativo, 2006, 1ª edición. 142 Págs. 22.7 x 25.7 cms.






********************************************************





Por Rosa Chávez


arcaicos ancestros me protegen



el filo persigue mi espalda



soy una flor sintética




agujereada por el tiempo



cargo a tuto


tanates melanco holicos



goteo semen acumulado



entiendo despacio


que es mejor vivir de lejos



al otro lado de mi sombra.





Fotografía por Andrea Aragón
***********************************





Estereotipo /Por Claudia Navas




Ahora resulta que soy tu amante

porque a estas alturas,más de 30 años…

no puedo tener un romance sin cama.

Tampoco una platica de más de dos horas.

Fijo, quiere, quiero¿Y si queremos qué?

Ahora resulta que soy una perdida

porque ya pase la edad de merecer

y no me queda otra que coger de vez en cuando

quedarme en mi cama imaginando.

Ahora resulta que soy solo eso:

mente sexuada

manos y boca en tentación

con deseos carnales..

que no puedo hablar

que no puedo jugar que no puedo enamorarme.

Ahora resulta que soy tu amante.

................................


Las tardes en el Spring /Por Claudia Navas



Impulso, era por impulso, por satisfacer una necesidad, hambre, sí, hambre de sexo. El corazón estaba anulado, también los pensamientos. Todo era piel, piel caliente, erizada a ratos, humedecida de distintas formas con el pasar de los minutos.Siempre era igual, una llamada, ese simulacro de semáforo en la entrada del parqueo, un pasillo que a veces parecía eterno, charla introductoria, vasos que chocan, vino en las venas, una copa, dos, tres, y las manos empezaban a recorrernos, los labios a necesitarse y el cuerpo a proyectar esas ansias de sentirnos, de enredarnos en la cama, en el piso, de recostados en la pared, en la ventana, esa ventana que da hacia la octava y el ruido de los carros que empezaba a perderse a medida que todos los sentidos comenzaban a integrarse, a conjugarse en quejidos casi bramidos, en más y más fuerza, más presión, en posesión, breves instantes en los que el cielo y el infierno se entrecruzan, en los que la vista se nubla, el habla se acaba, la mente se ofusca (enceguece) y luego, luego nada..



Simone (la gata de Claudia...)



prox... lucía escobar, yessica masaya y regina jose galindo.

3 comentarios:

Cristian Mejia dijo...

Como que nada si ya me tenias prendido... buena y las copas con 3? buen texto maestra Navas

Amanda dijo...

De algunas conocía sus reportajes,fotos,columnas e incluso alguna performance, pero de otras, no tenía referencia alguna. Gran descubrimiento fue sentir la poesía de Rosa Chávez. He ido buscando su poesía y mientras más me adentro, más me sorprende. he buscado su libro "Casa Solitaria" en Sophos, pero me dicen que no lo tienen...? Me encantaría que publicaran una de las poesías que leyó Claudia Navas, no sé el nombre, pero empezaba algo así : "Ahora resulta..."

Amanda dijo...

ahhhhh, gracias por publicar el resto de cuentos y poemas. Los estaba esperando.
Salud! os